Soy Bivocacional | Saturate
En EspañolIglesiaLiderazgo

Soy Bivocacional

4 Consejos para pastores bivocacionales

By September 19, 2020 No Comments

“Soy bivocacional”. Muchas veces he dicho esto, y también he escuchado a muchos decirlo, cómo si fuera algo malo, con un sabor de inferioridad o justificación al tiempo que es posible dedicar a la tarea de cuidar de la iglesia de Dios.

Aunque de alguna u otra forma hemos sido enseñados que un buen ministro vive y sirve el 100% de su tiempo, la biblia nos muestra que no es un asunto del tiempo que puedes invertir sino del corazón y calidad del tiempo que das. En la parábola de los talentos, Jesús enseña que a cada siervo le fue entregada diferente cantidad de monedas para administrar. De la misma forma a muchos hombres valientes y entrones se les ha entregado diferente tiempo para servir a Dios y a su iglesia, a unos toda su jornada, a otros medio tiempo, y hay otros como yo que trabajamos secularmente jornadas completas y debemos encontrar el tiempo para entregar en la obra. Esta misma semana estoy preparando la prédica mientras llega la hora de ir a ensayar como bajista invitado para el servicio de domingo.

Finalmente, ser bivocacional puede ser una bendición y no un defecto. Te animo a dar gracias a Dios por las monedas que te dió y a esforzarte valientemente en administrar bien y reproducir cada una de ellas.

Cuatro cosas que he aprendido durante estos años como pastor bivocacional y que quiero compartirte son:

  1. Abraza la pluralidad de pastores. En mi caso siempre he trabajado hombro a hombro con al menos otro pastor. Reparten tareas, asignan responsabilidades y lo más importante, es el patrón que vemos en el Nuevo Testamento.
  2.  Usa bien la tecnología.  No se trata de ser un experto, pero las aplicaciones básicas en mi teléfono celular son tres: mi software bíblico de estudio (logos), mi biblia y un bloc de notas. Otro uso de la tecnología son listas de distribución en Whatsapp o email ya que facilitan la comunicación con la iglesia. También las redes sociales proveen información, muchas veces bastante importante, acerca de la vida de las personas y como están en su semana. Esto sirve para poder abordar ciertos temas de una forma más directa.
  3. Usa bien tu tiempo. Diseña una guía o calendario de acuerdo a tus prioridades. Muchas veces entre semana uso mi tiempo de lunch en la oficina para leer, estudiar y crear anotaciones para la prédica. Calculo que estoy invirtiendo 7 horas distribuidas en varios bloques.
  4. Escucha a tu Esposa. Mi esposa conoce mis actividades; cuándo me toca predicar, cafés con personas, hasta organizar algún tema o clase. Esto me permite tener apoyo y libertad para poderme concentrar en ello. Pero lo más importante, recibo su consejo.

Escrito por Jahaziel Márquez

 

Author Atanasio Segovia

More posts by Atanasio Segovia

Leave a Reply

Subscribe NOW to get the Disciple-Making Starter

Sign up for the Saturate newsletter and we'll email a copy of our Disciple-Making Starter guide to your inbox. Get updates, blog posts and more delivered to your inbox. Unsubscribe at anytime. 

We've sent a link to download your Disciple-Making Starter FREE guide. Please check your email!

Pin It on Pinterest

Share This