Por qué los Líderes Necesitan Equipos | Saturate
En EspañolIglesiaLiderazgoPastoreo

Por qué los Líderes Necesitan Equipos

NO ES BUENO LIDERAR SOLO

By January 22, 2021 No Comments

La vida traerá dificultades inesperadas y, en algún momento, te encontrarás con una capacidad disminuida.

El diseño de Dios era que sus hijos no estuvieran solos; este diseño se extiende a lo largo de todas las páginas de las Escrituras. Para aquellos llamados a la obra de liderazgo de la iglesia, este diseño no es diferente.

El Diseño de Dios para la Vida y el Liderazgo

En el principio, las palabras de Dios acerca de la existencia solitaria de Adán fueron que necesitaba una ayuda (Génesis. 2:18). La soltería de Adán fue lo primero en toda la creación que Dios declaró que no era bueno. Ese patrón continúa en Eclesiastés cuando leemos, “Y si alguien puede prevalecer contra el que está solo, Dos lo resistirán. Un cordel de tres hilos no se rompe fácilmente.” (Eclesiastés. 4:12). Así también, cuando Jesús envió a los 72, los envió de dos en dos (Lucas 10: 1).

Incluso Jesús, el Señor de la Gloria y la Palabra hecha carne, también llamó a un equipo de hombres para trabajar con él (Marcos 3: 13-14). El apóstol Pablo también trabajó a través de numerosos equipos (Hechos 18: 24-25, 20: 4, 2 Tim. 4: 10). Espero que estés viendo a lo que quiero llegar: los equipos son importantes para el trabajo de seguir a Jesús y hacer discípulos. Trabajar juntos es bueno, correcto y es una evidencia de la obra reconciliadora de Dios a través de Cristo (2 Corintios 5:18).

Alguien me preguntó recientemente cuáles pensaba que eran las calificaciones de un plantador de iglesias. Yo conteste; “Las Escrituras establecen algunas pautas sobre el carácter de un ministro”. Luego compartí sobre las cualidades del carácter en 1 Timoteo 3, Tito 1 y 1 Pedro 5. Continué diciendo, “pero creo que la pregunta correcta podría ser, ¿Cuáles son las calificaciones de los plantadores de iglesias´…” por que creo que si comenzamos con la pregunta equivocada, terminaremos teniendo la discusión equivocada. Creo que la discusión debe cambiarse, no sólo sobre cuáles deberían ser las calificaciones de un equipo de plantadores de iglesias, sino por qué no deberían estar solos. Esto último es en lo que quiero centrarme aquí.

Por qué los Líderes no Deberían estar Solos

Los líderes necesitan equipos por muchas razones. Quiero compartir solo dos. Primero, un líder necesita de otros para poder representar adecuadamente una imagen completa de cómo es Jesús. Segundo, un líder necesita que otros soporten el arduo trabajo de equipar a los santos para hacer discípulos. Ahora permítanme compartir un poco más sobre cada uno de estos.

Primero, un líder necesita de otros para poder representar adecuadamente una imagen completa de cómo es Jesús. Hace años, tuve el privilegio de ver a un joven de origen musulmán llegar a conocer a Jesús personalmente. Cambió todo para él. Cobró vida y se electrizó al usar sus dones para servir a los demás. Mientras pasaba tiempo con él, nuestros corazones se unieron al darnos cuenta de lo mucho que nos parecíamos. Tenía un corazón para los forasteros, era músico y le encantaba estar con la gente.

Después de años de discipularlo, me mudé. A lo largo de los años, recibí llamadas telefónicas de amigos en esa iglesia que me decían cuánto este joven les recordaba a mí. Caminaba como yo, hablaba como yo y lideraba como yo. Ahora, por mucho que me gustó escuchar esto, me di cuenta de algo. Al discipular a este joven en un ambiente de uno a uno durante tanto tiempo, había comenzado a reflejarme a mí, tal vez más de lo que reflejaba a Jesús. Por la gracia de Dios, soy un débil reflejo de Jesús, así que este joven también lo era. Pero mi punto aquí es que cuando guiamos a otros por nosotros mismos, los discípulos que hacemos pueden terminar pareciéndose más a nosotros que a Jesús.

Compare esto con lo que sucede cuando he visto a otros llegar a la fe en Cristo, pero son discipulados en comunidad. No solo fueron disciplinados por mí, sino que ellos también tenían a mi esposa y a todos los demás que han sido parte de las diversas comunidades que hemos liderado. Al liderar juntos, vemos que los discípulos se forman con las muchas partes hermosas del cuerpo de Cristo, lo que da como resultado una imagen más completa de cómo es Cristo.

Segundo, un líder necesita que otros soporten el arduo trabajo de equipar a los santos para hacer discípulos. Una de las lecciones más importantes que he aprendido sobre la plantación de iglesias es la diferencia entre tener un grupo de familias comprometidas con las que trabajar y tener un equipo de líderes comprometidos.

Nos mudamos a San Clemente hace años para unirnos a un gran grupo de familias. Reímos juntos, lloramos juntos y trabajamos codo con codo en nuestros vecindarios. Pero aprendí algo en tiempo real sobre los equipos durante estos últimos años. Si no tienes socios que compartan la misma visión y tengan la misma capacidad para ella, es posible que te sientas solo.

Cuando miramos el liderazgo, miramos tres áreas: carácter, vocación y capacidad. Sin lugar a dudas, nuestro grupo de familias tenía el carácter, la vocación y la capacidad para hacer discípulos en sus vidas laborales y vecindarios. Estar en misión en la vida cotidiana es de lo que se trata y aprendí mucho de su amor por Jesús y su hospitalidad. Mi papel, sin embargo, era ese y más. Mi papel era equiparlos para hacer esto con sabiduría y corazones centrados en el Evangelio. Dado que los líderes están llamados a liderar entre la gente, nosotros también necesitamos vivir vidas ejemplares. Pero el trabajo de un equipador es una vocación diferente y, por lo tanto, requiere capacidad adicional. 

Cuando me vino un imprevisto y tuve que alejarme durante seis meses para cuidar de mi madre moribunda, regresé a San Clemente herido y cansado. No tenía a líderes a mi lado que veían su papel como el de equipar a los santos para la obra del ministerio (Efesios 4: 12-16). Todavía nos reunimos con nuestras familias principales y nos cuidamos unos a otros, pero el impulso hacia adelante que aportan los líderes de equipamiento no estaba allí. Después de cuatro meses en los que mi mente estaba hecha un desastre, más los seis meses que habían pasado, eso equivalía a casi un año sin liderazgo en el ámbito del equipamiento.

Escúchame claramente en esto: No es bueno liderar solo. Los líderes necesitan equipos.

Si tu llamado es al ministerio de equipar, tener un equipo a tu lado con la misma capacidad te fortalecerá en tiempos difíciles y te sostendrá cuando caigas a causa del dolor. ¿Puede Dios usar a un plantador de iglesias solitario? Absolutamente. ¿Se ha hecho? Absolutamente. Debemos dar el crédito a la gracia de Dios en esos casos inusuales. Sin embargo, el diseño de Dios es que trabajemos juntos en la misión en cualquiera que sea nuestro llamado. Hacerlo da como resultado la longevidad, el fruto y el recordatorio continuo de que nunca estamos solos. 

La vida traerá dificultades inesperadas y, en algún momento, te encontrarás con una capacidad disminuida. Con un equipo a tu lado que comparte tu mismo llamado, podrás continuar y experimentar la alegría de ser cuidado cuando estás débil. Qué cuadro tan asombroso del Evangelio. Llevando las cargas los unos de los otros mientras seguimos los caminos de Jesús (Gálatas 6: 2). ¿No llevó Cristo también nuestras cargas? Cuán asombroso es que tengamos el privilegio de ser parábolas vivientes de su gracia, incluso en el ministerio de equipar.

Oro para que cuenten con la sabiduría y la ayuda de Dios mientras forman un equipo a su alrededor, avanzan con fidelidad y experimentan el gozo de muchos años de fruto.

David Achata

Author David Achata

David serves in many arenas. He works as a leadership development coach in the corporate world, serves as the Director of Coaching for Saturate, and is helping plant Kairos Church in Ooltewah, Tennessee. He and his wife Amy are both working on their first books. You can read more about their adventures on his personal blog at Going Without Knowing.

More posts by David Achata

Leave a Reply

Subscribe NOW to get the Disciple-Making Starter

Sign up for the Saturate newsletter and we'll email a copy of our Disciple-Making Starter guide to your inbox. Get updates, blog posts and more delivered to your inbox. Unsubscribe at anytime. 

We've sent a link to download your Disciple-Making Starter FREE guide. Please check your email!

Pin It on Pinterest

Share This